El Port de la Selva es una de las localidades turísticas más importantes del norte de la Costa Brava, fronteriza con Francia.

En su puerto marítimo se han instalado papeleras de clasificación selectiva de la línea Kube Selectif. El cuerpo de la papelera está fabricado en hormigón con acabado gris granito de aspecto rugoso. La tapa se ha fabricado con acero con tratamiento protector FERRUS, un tratamiento de triple capa que consiste en un baño electrolítico (zincado) posterior a una limpieza por granallado, una capa de imprimación epoxi y una tercera de pintura poliéster. La calidad de los materiales y acabados de este producto lo hace ideal para instalaciones en la fachada marítima.

Este modelo de papelera está disponible en varios colores y también en versión compartimentada, para poder recoger distintos residuos en una sola.